viernes, 12 de septiembre de 2008

La Muerte de Poe


La causa de muerte de Poe ha permanecido como un enigma, similar a su propia vida y a la naturaleza de sus obras. Las notas de JJ Moran, única referencia escrita, como médico que lo atendió en su última enfermedad (frase que aparece en los certificados de defunción), fueron cambiando en el lapso entre 1885 y 1895, tanto en sus escritos como en sus conferencias.


Moran asumió la defensa post morten de Poe, acusado por sus enemigos de "borracho", declarando que al llegar al hospital no tenía aliento alcohólico. Los únicos datos referidos a la muerte son inexactos, en una época en que las historias clínicas y los certificados de defunción no eran registros obligatorios.


De este modo las causas de muerte de Poe se hicieron oscuras y macabras como sus propias obras de ficción. A lo largo de los años, se especularon como causas: "Sensibilidad Química Múltiple" provocada por un envenenamiento crónico por monóxido de carbono, adquirido por el gas de alumbrado de Baltimore, lo que provocaría una intolerancia al alcohol; "Sindrome del Tímpano Hiperactivo" provocado por una Neurosífilis; suicidio provocado por una sobredosis de Calomel, un purgante usado en la época.


En 1995, en una Conferencia Clínicopatológica en Baltimore, se especuló que la causa de muerte de Poe fue debida a Rabia, basado en el primer reporte hecho por Moran, la carta a Mrs. Clemm: delirio fluctuante, pulso irregular, pupilas cambiantes e hidrofobia. La rabia, inoculada por la mordedura de una animal infectado, es un encefalitis viral de consecuencias fatales. Sin embargo, la ausencia de excesiva salivación ehidrofobia, no reportadas, descartaría tal diagnóstico.


Dada la historia previa de Poe, hijo de actores, una madre abatida por la tuberculosis cuando él tenía dos años, y, un padre alcohólico. Fue adoptado por sus tíos, estudió en Inglaterra, versado en francés y latín, regresó a la Universidad de Virginia, pero un año después tuvo que dejar los estudios de literatura pues le fue retirado el patrocinio de sus padres adoptivos. Tuvo una hermana con retardo mental y un hermano alcohólico. La pobreza extrema en su vida posterior pudo haberlo conducido al alcohol, adicción que se agravó luego de la muerte de su adorada Virginia Clemm. ya en octubre de 1848, un año antes de su muerte, se le vio por tres semanas borracho y recitando Eureka en los bares. Alcohólico declarado, que incluso fue apresado por su estado, sufría de ideas paranoicas de persecución.


La causa más probable de muerte entonces es un Delirium Tremens, como resultado de un Síndrome de Abstinencia de Alcohol, secundario a un estado de Dependencia. El Delirium tremens comprende: una extrema confusión, alucinaciones, delusiones (creencias falsas), tremor, intranquilidad, insomnio, así como signos de inestabilidad neuronal como pulso irregular, pupilas cambiantes y sudoración excesiva. Todo este complejo sintomático fue descrito inicialmente por Moran. La medicina de esa época conocía bien además las consecuencias crónicas del alcoholismo.


La fatalidad del Delirium tremens, en el pasado alta, hoy es escasa. Usualmente se asocia a otra enfermedad como una infección o a un trauma físico. En el caso de Poe pudo tratrase de una neumonía. La mayoría muere en estado de hipertermia.


El tratamiento en esa época era el uso de grandes dosis de opio, tema que no ha variado mucho, hoy se usan sedantes tipo benzodiazepinas.


El diagnóstico final en 1849 fue Congestión Cerebral: acumulación de sangre en el cerebro, causado por un extremo influjo arterial o un deterioro en el drenaje venoso.


El cadáver de Poe fue enterrado y desenterrado posteriormente para ser cambiado de lugar, su imagen pública fue zarandeada de mala manera. El sufrimiento en vida, su melancolía no descansaron con su muerte hasta después de mucho tiempo, en el que se reconoció su extraordinario talento como hasta ahora.




...Y la luz de la lámpara que sobre él se derrama

tiende en el suelo su sombra.

Y mi alma,del fondo de esa sombra que flota sobre el suelo,

no podrá liberarse. ¡Nunca más!


(El Cuervo)

Como nosotros no podremos liberarnos de su obra infinita.

2 comentarios:

Gww dijo...

Interesante artículo. Parece increíble que haya ciertos autores que, ni tras su fallecimiento, logran encontrar la unanimidad.

Un saludo y felicidades por este blog tan interesante que acabo de descubrir.

Eduardo Salazar dijo...

Poe, merece estar considerado entre los poetas malditos aunque no haya sido francés ni se le conozca amante bandido. Buen artículo sobre uno de los decimonónicos norteamericanos más famosos de todos los tiempos. Particularmente creo que murió por etilismo agudo, aunque neurosífilis y tuberculosis debieran considerarse. Saludos cordiales.