jueves, 3 de julio de 2008

Ejemplo de Microcuento



DÍA DE
DIFUNTOS


Cuando llegué al tanatorio, encontré a mi madre enlutada en las escaleras.

-Pero mamá, tú estás muerta.

-Tú también, mi niño.

Y nos abrazamos desconsolados.




Tomado de Ajuar Funerario de Fernando Iwasaki, 2004

2 comentarios:

La muy Matrera dijo...

Pasaba por acá blogueando como todos los días y me encuentro con este microcuento que es fabuloso.
Saludos...

El escupidor de palabras dijo...

Wow!! no había leído este microcuento!! me gusto mucho!! te invito a que pases a mi blog, tengo microcuentos y otras tonterías, si te gusta alguno hazmelo saber por favor!

http://lospatosenlaluna.blogspot.com/